Davinia|Daniel (Postboda)

Davinia|Daniel (Postboda)

Vídeo: Antonio Domingo

 
Fotografías: Nacho González

Para la realización de este “sin ramo” (postboda) quedamos inicialmente con Davinia y Daniel en una gasolinera conocida para luego ir a una localización que nos gustaba pero que ellos no sabían dónde estaba. Al ver a Davinia repostando gasolina a su coche vestida de novia, la cabeza empezó a darnos vueltas.

Nos desplazamos hasta el espacio para la sesión que teníamos pensada inicialmente. Tomamos algunos planos y mientras lo hacíamos, también hablábamos, que si el traje estaba un poco sucio después de la boda y que se quedaría más sucio después de la sesión, que si había que llevarlo luego a la lavandería para darle una limpieza…

…terminamos la sesión en ese lugar y volvimos a la gasolinera para 2 cosas:

1) Teníamos que darle una segunda lectura a esta sesión “trash the dress” (así lo llaman los angloparlantes) y su correspondiente resultado en vídeo y fotografía. En una gasolinera, aparte de poder llenar el tanque de tu vehículo, también puedes reponer aire a las gomas y agua al limpiaparabrisas. Como encabeza esta entrada en el blog, Davinia y Daniel para nosotros son aire y agua, justo por ese orden. Lo explicamos, aunque a lo mejor se vuelve demasiado evidente.

Aire|Davinia:  trabaja en un emisora de radio y transmite su mensaje en las ondas que viajan por el aire (viento, hojas que se mueven, avión que pasa, pelo alborotado, banderas que flamean, aerogeneradores girando, pájaro que rompe a volar, ropa que  es sacudida por la soplos intensos de Eolo,…).

Agua|Daniel: desarrolla su labor profesional en la distribución de agua corriente para algunos municipios en Gran Canaria (grifo medio abirto, cubo llenándose, paraguas, mar… y para lo siguiente hay que leer el punto 2) 

y 2) Comenzar con el prelavado para el vestido de novia 🙂

Sin duda pasamos una tarde diferente, divertida y muy refrescante. No queremos cerrar este post sin dar las gracias a la estación de servicio por cedernos el espacio para llevar a cabo esta sesión. Gracias a Daniel por confiar desde un principio en nuestra forma de trabajar, y lógicamente, grandes gracias a la valiente Davinia por no tirarnos piedras a la cabeza cuando se lo propusimos.

GRACIAS POR SU VISITA.

No Comments

Post A Comment